blog-cover2
22 Octubre, 2016

Beneficios de viajar

Viajar es uno de los mejores placeres en el mundo. Tengo la suerte de viajar por trabajo y de vez en cuando, luego de un buen tiempo de meditación y ahorro, viajo por vacaciones. Viajar te permite maravillarte con nuevos lugares, conocer nuevas personas y culturas. Viajar es sin dudas una fuente inagotable de aprendizajes y experiencias. Pero hay otro punto positivo para tomar tus maletas y visitar un nuevo destino: de acuerdo a un estudio liderado por el sicólogo social William Maddux, nuestra mente es nuestra parte del cuerpo más beneficiada de cada viaje. Esto fue lo que encontré en el ciberespacio sobre este tema:
  1. Viajar aumenta tu creatividad: este proceso abre tu mente, te obliga a pensar de una forma distinta y a manejarte entre ideas y perspectivas distintas a las habituales para ti.
  2. Viajar te da mayor confianza: relacionarte con gente de otros lugares del mundo incrementa tu fe en la humanidad.
  3. Viajar te ayuda a resolver problemas: estar expuesto a la influencia de otra cultura abre tu mente de muchas manera, lo que te ayuda a darte cuenta que hay preguntas con múltiples respuestas, y problemas con  muchas soluciones.
  4. Viajar te hace ser más humilde: al conocer a personas con historias impactantes, o visitar lugares impotentes redescubrirás lo pequeño que es un humano sobre el planeta Tierra y aprenderás a darle su justa dimensión las cosas.
  5. Viajar te hace estar más dispuesto a probar nuevas cosas: en cada viaje te encontrarás con retos interesantes, actividades o situaciones que nunca te imaginabas enfrentar.
  6. Viajar te ayuda a reinventarte y te hace más feliz: el viaje es algo así como un proceso de reinvención. Mucha gente emprende viajes como una oportunidad de dedicarse tiempo a sí mismos, para arrancar un nuevo comienzo, o buscar el sentido de propósito en sus vidas.
  7. Viajar te da más paciencia: piensa en cuánto se debe esperar durante un viaje. La seguridad en el aeropuerto, la espera de tus vuelos, encontrar un lugar con conexión, ubicar una dirección en una ciudad que no conoces, esperar la movilidad, etc. Con todo esto estás construyendo un carácter más fuerte a largo plazo.
Después de leer esto, ¿no te dan ganas de viajar? ¡A mi sí!