megaplaza

Estilo de vida
estilo de vida

¡TODAS LAS NOVEDADES TE LAS CUENTA MEGAPLAZA!

Consejos para no endeudarte con tu tarjeta de crédito

Una tarjeta de crédito es un gran invento. Como mecanismo de pago, es una gran ayuda para el consumidor. Sin embargo, su mal uso o el gasto indiscriminado son las principales causas por las que hoy vemos miles de personas con elevadas deudas. Hasta hace unos años, el número de endeudados en el Perú superaba los dos millones, según la Superintendencia de Banca y  Seguros y AFP (SBS).

4 consejos que te ayudarán si eres de los que se endeudan con las tarjetas de crédito. 

Por ello, necesariamente hay que seguir una serie de pautas para no endeudarte con el famoso "dinero plástico", como se les conoce. Tómalos como consejos, tu economía personal o familiar mejorará.

  1. Ten cuidado con los tiempos. La mayoría de personas piensa que no pagar su tarjeta de crédito a tiempo solo le traerá un pequeño costo adicional, así que no reparan en demorarse un poco.

Sin embargo, estos "costos adicionales", a largo plazo, se convierten en intereses interminables. Los intereses y sanciones por pagos tardíos se convertirán en una deuda total de la que no podrías salir.

  1. Disminuye el número de tarjetas. En consecuencia, reduce el número de deudas. Empieza por la más pequeña y realiza algunos sacrificios hasta tenerla en cero. Puedes evaluar comenzar por la más costosa o las que más intereses generen, pero en ese caso también revisa otras opciones, como vender la deuda.
    1. Recuerda el límite de crédito. Este suele ser de dos o tres veces superior a tu sueldo, por lo que te sentirás tentado a gastar. Ante todo, planifica bien tus gastos e ingresos. Si tienes una organización óptima y conoces métodos de ahorro, no tendrías por qué caer en deudas.
    2. No cargues tu tarjeta en todos los lugares. Sobre todo si las compras por impulso son tu mayor debilidad. Es decir, si sabes que sueles comprar algo que realmente no necesitas y varias veces al mes, es mejor tener fuerza de voluntad para contrarrestar dicha situación. Y para ello, no portar siempre con tu tarjeta es una ayuda recomendable.

      Ya lo sabes, gastar en entretenimiento o comprar objetos que te agreden no es malo. Siempre y cuando lo hagas con planificación y establezcas un presupuesto.