blog-cover2
26 Enero, 2018

Recetas que puedes hacer cuando no tienes ganas de cocinar

Si al igual que yo, prefieres quedarte viendo series en Netflix que ir a la cocina a preparar la cena. ¡Te entiendo! Más aún cuando estás en modo ahorro y no quieres llamar al delivery porque después de todo, hay cosas que tienes en la refrigeradora o alacena de tu cocina.

Pero no te preocupes, como siempre, he recopilado una serie de recetas que puedes hacer cuando no tienes ganas de cocinar. Elegí 2 de mis favoritas (y que se ven súper fáciles de hacer):

  •  Pizza capresse

Ingredientes:

  • 1 pan pita
  • Queso mozarella  
  • 1 tomate cortado (hazlo bien delgadito)
  • 5 a 6 hojas de albahaca
  • 3 dientes de ajo aplastados o 1 cucharadita de ajo en polvo
  • ½ cucharadita de aceite de oliva
  • ½ cucharadita de vinagre balsámico
  • sal y pimienta al gusto

Preparación

  • Mezcla el ajo con el aceite de oliva
  • Coloca la mitad de la mezcla sobre el pan pita, espárcelo. Pon el pan en el horno por unos 2 a 5 minutos hasta que veas que está tostado.
  • Coloca el queso mozarella encima del pan pita, esparce por encima la sal y pimienta y luego pon los tomates. Vuelve a poner la sal y pimienta sobre los tomates.
  • Pon de nuevo el pan pita en el horno por unos 5 minutos hasta que veas que el queso empieza a derretirse. Asegúrate que el pan no se queme mucho. Si ves que luego de 2 a 3 minutos ya está muy oscuro, retíralo inmediatamente.
  • Mezcla el resto del aceite con el ajo y el vinagre balsámico.
  • Cuando los bordes del pan pita estén doraditos, retíralo del horno, esparce la mezcla del vinagre balsámico, las hojas de albahaca, córtalo y disfruta.

  • 2 Pollo al limón  

Ingredientes

  • ¼ de pechuga de pollo
  • ¼ de taza de salsa de tomate
  • 1 limón cortado en dos

Preparación

  • Precalienta el horno en 190 C y en un molde previamente engrasado coloca el pollo con la salsa de tomate.
  • Exprime el limón sobre el pollo
  • Coloca el molde en el horno y déjalo por 20 minutos o hasta que veas que el pollo ya está dorado.

Y listo. Este pollito está bueno como para servir con una ensalada, ¿qué te parece?