blog-cover2
4 Agosto, 2017

Dos experimentos sorprendentes que deberías probar

Los experimentos son una fantástica forma para mantenernos ocupados, jugar con nuestra creatividad y crear proyectos alucinantes que luego podemos compartir con nuestra familia y amigos.

Ahora, voy a ser sincera contigo querid(a) lector(a). No soy una experta en manualidades, pero encontré estos experimentos en Internet y he considerado seriamente ponerlos a prueba con mis sobrinos, a modo de juego y bueno también para compartir un lindo momento.

Si alguien por aquí tiene hermanos pequeños, sobrinos o hijos, esta sería una buena idea para pasar una tarde de fin de semana. O simplemente si estás aburrido y quieres probar algo diferente. ¿Qué te parece?

Empecemos con el más sencillo de los experimentos que encontré:

Un arcoíris en tu plato

Agarra una bolsa de Sparkies o Skittles. Colócalos formando un círculo en un plato. Luego, échales un poco de agua hirviendo encima. Magia. Veras cómo en unos pocos minutos la corteza de los dulces se derretirá e irá hacia el centro del plato creando una mezcla de colores increíble. Como un arcoíris.

Lo mejor es que, de acuerdo a cómo ubiques estos dulces, podrás crear formas distintas pero igual de alucinantes. Como por ejemplo, si los pones en el centro y empiezas a derretirlos, tendrás un espiral.

Y sí, luego podrás comerte este experimento.

Cambia el color de las flores

Este experimento realmente llamó mi atención. Más aún porque me encantan las flores. Ya quiero ver cómo quedarán las mías.

Todo  lo que necesitas son claveles de color blanco. ¿Los tienes? ¡Perfecto! Colócalas en vasos llenos a la mitad de agua, luego agrega unas 20 a 30 gotas de colorante de comida.  Mientras más colorante agregues, el color será más intenso y tus flores más bonitas.

Deja tus claveles en los vasos por un periodo de 4 a 6 horas para que puedan absorber el agua hasta los pétalos y que así agarren el color. Puedes crear una flor de varios colores cortando el tallo a la mitad (de forma vertical) y mezclando los colores del colorante.

Con esto ya tendrás una flores lindas para regalar a tu mamá, tía, amigas, etc. Recuerda cortar los tallos para que las flores estén siempre frescas.

Leí que las flores pueden necesitar hasta 24 horas para agarrar el color. Así que ten esto en cuenta. Pero te aseguro que el resultado valdrá la pena.

¿Cuál de todos estos experimentos te animas a poner en práctica? ¿Conoces otro que valga la pena probar? Déjame tu respuesta en los comentarios.